Análisis de conducta aplicado (ABA) | Autismo | TEA

Mitos sobre el Autismo y ABA

A pesar del aumento de la conciencia sobre el autismo, siguen existiendo muchos mitos sobre ello y lo que significa un diagnóstico de trastorno del espectro autista. A continuación os exponemos algunos de esos mitos que a día de hoy siguen presentes en nuestra sociedad.  

Todos los niños con autismo son iguales y actúan de la misma manera.

Los niños con autismo son un grupo increíblemente diverso, con diferentes habilidades, necesidades, fortalezas e intereses. Estos niños, como todos los niños, necesitan un enfoque de atención e intervención individualizado.

Los niños con autismo no tienen ni sienten emociones.

Los niños con autismo son como cualquier otro niño. Puede que necesiten más tiempo para aprender a gestionar y a expresar estas emociones, pero sienten dolor, tristeza, frustración, enfado, alegría, etc. como cualquier otra persona. 

Los niños con autismo no pueden hacer amigos.

Es verdad que los niños con autismo tienden a tener más dificultades para desarrollar amistades debido a las dificultades que demuestran para iniciar y mantener conversaciones, averiguar lo que otras personas piensan y sienten, comprender las expresiones faciales y el lenguaje corporal o adaptarse a nuevas situaciones sociales. Sin embargo, con el debido apoyo, los niños con autismo pueden aprender a navegar por el mundo social y desarrollar relaciones duraderas.

Los niños con autismo no se vinculan con sus familias.

El hecho de que los niños con autismo tengan dificultades con la comunicación social no significa que no puedan formar vínculos o relaciones. Los niños con autismo, como todos los niños, sienten amor por sus familias.

Los niños con autismo nunca van a ser independientes.

Los niños con autismo pueden convertirse en adultos capaces de vivir de forma independiente, encontrar un trabajo y disfrutar de relaciones satisfactorias. Aunque estas habilidades pueden ser difíciles de aprender para las personas con autismo, se pueden enseñar de una manera eficaz.

Los niños con autismo no se comunican.

Es cierto que las dificultades en la comunicación forman parte de los criterios de diagnóstico del trastorno del espectro autista, pero esto también se puede enseñar. No poder hablar no es lo mismo que no tener nada que decir, y todos los niños deben tener la oportunidad de comunicarse. Los niños con intervención ABA reciben apoyo para aprender habilidades de comunicación con apoyo visual y estrategias basadas en evidencia científica del desarrollo del comportamiento verbal.

En conclusión, lo más importante que debemos de recordar es que un diagnóstico es solo una puerta para ayudar a obtener los apoyos que respaldan el aprendizaje y el éxito de vuestro niño y no una barrera que les impida alcanzar su máximo potencial. 

ABA – MITOS

A pesar de la abrumadora evidencia científica que respalda el Análisis de Conducta Aplicado o ABA (Applied Behaviour Analysis), la desinformación e incertidumbre sigue prevaleciendo. He aquí algunos mitos y percepciones erróneas sobre la intervención ABA. 

ABA es una cura para el autismo.

No existe una cura para el autismo, pero los expertos están de acuerdo en que una de las mejores maneras de controlar los síntomas y desarrollar habilidades de independencia es a través de la terapia ABA. Es importante recordar que el trastorno del espectro autista (TEA) es una afección complicada que se presenta de manera diferente en cada individuo. Los programas de terapia ABA pueden ayudar a:

  • Incrementar las habilidades de lenguaje y comunicación.
  • Mejorar la atención, el enfoque, las habilidades sociales, la memoria y lo académico.
  • Disminuir los problemas de conducta. 

ABA es como adiestramiento de perros y trata a los niños como animales.

Aunque ciertamente todos los organismos aprenden mejor del éxito, ABA está lejos de deshumanizar. Un programa ABA responsable individualiza la programación para que esté de acuerdo con las necesidades y los objetivos del niño y su familia. Partiendo de los intereses del niño, se trabaja para fortalecer y desarrollar habilidades necesarias manteniendo siempre la motivación alta. 

La intervención ABA se utiliza solo con niños con autismo.

La intervención ABA también ayuda a los niños y adultos sin autismo a aprender comportamientos beneficiosos. Los principios y técnicas de ABA pueden fomentar las habilidades básicas, como establecer contacto ocular, escuchar e imitar. También puede ayudar a cultivar habilidades complejas, como leer, mantener una conversación y comprender la perspectiva de otra persona.

El análisis de comportamiento aplicado le enseña al niño o al adulto a alcanzar el éxito dando pequeños pero firmes pasos. 

ABA promueve respuestas robóticas en lugar de la independencia. 

ABA es simplemente la aplicación más estructurada de lo que podríamos denominar «construir buenos hábitos». Estos hábitos se simplifican y desglosan para enseñarlos de manera más eficaz. Las habilidades se desarrollan para que la independencia sea siempre el objetivo y la programación esté diseñada para desvanecer gradualmente los apoyos adicionales necesarios para fomentar esta independencia. La generalización de las habilidades es un punto que se tiene en cuenta desde el inicio de la intervención, ya que nuestro objetivo es que todo el aprendizaje desarrollado en el contexto terapéutico sea funcional en el entorno natural del niño. 

ABA usa el castigo.

Aunque este es un concepto erróneo común sobre el análisis de comportamiento aplicado, en realidad es a través de la investigación en el análisis de comportamiento que hemos aprendido que el castigo no es necesario. La programación se centra en lo que los niños deben hacer, más que en lo que no deben hacer. Por lo tanto, cada niño tiene la oportunidad de aprender del éxito en lugar del fracaso. La intervención ABA está actualmente sujeta a un código ético muy riguroso que evita que las intervenciones sean aversivas y estén centradas en el reforzamiento y no en el castigo. 

Publicado por: Itxaso Astigarraga 

¿Tienes dudas? Escribeme a: itxaso@abatxiki.com

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *